Ducha. Agua y jabón del caballo

 

Se trata de una forma de limpieza únicamente aconsejable en caso de que el caballo esté sucio de grasa, ya que el exceso de jabón reseca la piel del animal, llegando a producirle picores e incluso dejándola sin brillo (si no es más conveniente lavarlo únicamente con agua).Para duchar al caballo con agua y jabón es recomendable seguir estas pautas:

  • Utilizar jabones especiales.
  • Aplicar el jabón una única vez (no hay que aclarar y volver a enjabonar).
  • Utilizar agua caliente.
  • En invierno conviene lavar al animal por partes, utilizando una manta para cubrir el lugar del cuerpo que no estamos limpiando. Si estamos a baja temperatura conviene ser rápidos en el baño y, una vez terminemos, secar y cubrir de inmediato al caballo para que no coja frío.

  • Existen esponjas especiales, le recomendamos que utilice una para el enjabonado y otra para el aclarado.
  • Para enjabonar realice movimientos circulares sobre el cuerpo del animal.
  • No enjabone la cabeza del caballo.

 

 

 

 

Todocaballos.com